Sin duda, los que solemos llegar tarde hemos perdido la confianza de las personas mas cercanas a nosotros, porque hemos pasado por un sin número de situaciones que ya no nos creen.

Pero lo que no saben es que casualmente quienes llegan tarde siempre son más propensos a que les ocurra cada excusa que alguna vez inventaron y que tiempo después se convierta en una realidad, porque según expertos, el comportamiento que tenemos suele ser un patrón de situaciones que imaginamos. Además que al dejar las acciones al límite, tenemos menos tiempo de reacción pero de mayor certeza en comparación con los que programan cada hora del día.

En fin, es por eso que te dejamos 5 ventajas de ser el impuntual del grupo.

  1. Ante situaciones de riesgo o imprevistos, las personas que llegan tarde siempre tienen mayor reacción ante acontecimientos inesperados, pues el día a día es una situación inesperada. Se logra un mejor análisis y se contempla de manera más exacta los peligros. Se realiza un análisis FODA involuntario porque por el poco tiempo que queda necesitamos responder y actuar con velocidad sin perder más tiempo.
  1. Algo que tienen claro las personas que llegan tarde es que se prometen a sí mismos que nunca más llegarán tarde. Se tratan de convencer que ésta fue la última vez y que nunca más pasará algo así. Esto crea que una expectativa de propósitos constantes (aunque a veces prometes sin saber si se realizará). Es por eso que cada año mantenemos el mismo propósito. NO SER IMPUNTUAL.
  2.  Al saber que llegarás tarde, cada cita con amigos se debe proponer con media hora de anticipación o media hora de “colchón”, lo cual es algo bueno para tus amigos pues no les das presión de apurarse, ellos saben que no llegarás a la hora señalada y entonces, para no tener que esperarte tanto tiempo, salen más relajados y sin presiones.
  1. Estar con un impuntual es estar con un optimista, siempre te dirá que si a cualquier situación que le propongas sin ser medido por el tiempo. Presionará para quedarse más tiempo en alguna reunión aunque exista otro compromiso posterior, pues acomodará los tiempos de tal manera que el acompañante también crea que esto es posible.
  1. El tiempo es un aliado más que un enemigo, el impuntual buscará aprovechar cada minuto que tiene sea la acción que sea. Si está durmiendo querrá 5 minutos más, si está comiendo querrá otro último taquito, si está haciendo ejercicio hará un serie más.

Son hábitos, no quiere decir que ser impuntual sea lo correcto, pero entre todo lo malo siempre hay algo que es rescatable.

#LaNeta

Pin It on Pinterest