Del director Clint Eastwood llega una película que puede competir por algún premio de la academia. En realidad este film no tiene algún factor sumamente relevante que resaltar, es un film sobrio y lleno de nacionalismo americano, al cual ya nos tiene acostumbrado este director.

Con “Francotirador” vimos una idea de promocionar los “valores” americanos, justificando ataques y acciones del pueblo estadounidense a manera de héroes reales. Porque este ha sido un año lleno de películas de superhéroes y por lo visto, para Clint Eastwood existe una intención en el arte que expresa, proyectar personas comunes y corrientes que salvan vidas, llevan a cabo acciones de justicia y arriesgan todo por sus compatriotas.

En este película vemos al ganador del Oscar, Tom Hanks, haciendo muestra del gran talento que aun tiene. Toda la película se centra en él y en los conflictos que esté sufre debido a la hazaña de llevar a cabo un acuatizaje. Tiene bueno efectos pero no sobresalientes, tiene buen guión pero nada prometedor y el desarrollo de la  historia es un poco cansado pues no hay un punto de climax en la película.

De acuerdo a como se debe desarrollar una historia, con una introducción, desarrollo, nudo y desenlace, esta historia cuenta con una presentación de estos puntos en diferente orden, ya que desde el principio sabemos que es una hazaña y que termina todo bien. Dejando todo el peso de la historia al conflicto entre la fiscalía y la aerolínea en el caso de presentar alguna negligencia por parte del capitán pero sin crear ningún punto de climax.

Actuaciones sosas y un tanto aburridas, dejan a esta película con un solo punto a favor “el orgullo de ser estadounidense”. Y este tipo de películas son las que la Academia de las Artes disfruta y exalta, sin importar si las actuaciones son magistrales o si tiene una historia solida.

Sin duda, Tom Hanks salva el proyecto, muestra de manera sencilla pero atractiva a un viejo capitán de avión y logra crear empatía con su personaje.

Es un film diferente, no podría decir que es un desperdicio pero tampoco es una excelente película. Cumple con lo que se necesita para pagar una entrada al cine, te mantiene sentado en la butaca durante el tiempo necesario y terminas con un sabor de boca como cuando terminas de comer, estas satisfecho pero no disfrutaste la comida.

RANKING
7 Estrellas

Pin It on Pinterest