Definitivamente el lunes no es el día más popular de la semana, muchos en verdad sufren cuando el domingo va anunciando su final. Pero existe un lunes que ha sido catalogado como el peor, el tercer lunes del año; si eres usuario de redes sociales como Twitter probablemente te has topado con más de un tuit que cita el hashtag #BlueMonday.

Y ¿cómo surge esta idea? Este concepto fue publicado por primera vez en el año 2005, formando parte de la campaña publicitaria de una agencia de viajes llamada Sky Travel. Para declarar esta fecha se basaron en cálculos que pretendían entender tendencias de los vacacionistas.

Posteriormente se realiza un comunicado de prensa en el que se mencionaba que el autor era Cliff Arnall, quien fue profesor en el Centre for Lifelong Learning, parte de la Universidad de Cardiff, la cual se deslindó posteriormente de las publicaciones, debido a que la idea ha sido criticada y considerada parte de la pseudociencia o falsa ciencia.

Arnall afirmó que para llegar a esta conclusión utilizó una formula en la que incluía ciertas variables, como salario, deudas, motivación, clima, fechas determinadas, etcétera.

A pesar de las duras críticas, Internet se encargó de popularizar la fecha y muchas personas reaccionan o comparten sus experiencias acerca de su muy deprimente lunes. Factores como la “cuesta de enero”, el fin de las fechas festivas y el regreso a las actividades rutinarias le suman porqués a la descripción del lunes triste.

No obstante, muchos no necesitan que sea el tercer lunes del año o el último para odiar este día que debería anunciar una semana productiva o el inicio de un nuevo ciclo.

Algunas razones por las que muchos odiamos odian este día son:

– Falta de descanso y el recuerdo de que “mañana entras a trabajar”, a la escuela o cualquier cosa que no te emociona tanto.

– Estrés, por inicios nuevos, por pendientes, por aquello que tengas que hacer y no sabes cómo.

– Odio a la rutina.

Estas son situaciones cotidianas y no precisamente se limitan a una fecha, sin embargo hemos adoptado patrones e ideas que muchas veces convertimos en la realidad de nuestro día a día.

Si eres parte de este grupo ¡tranquilo! Analiza con calma cada una de las situaciones ¿se deben a un día en específico? Tal vez sólo necesitas respirar y disfrutar un poco más. ¡Feliz lunes! ♥

Pin It on Pinterest