Sin duda, la música veracruzana es un estandarte a nivel internacional. Nos representa, nos emociona y nos cautiva, creando en nosotros una identidad, un reencuentro con nuestras raíces, fortaleciendo así la conexión con nuestro entorno.

Jarocho Power es un esfuerzo importante y significativo que busca crear un legado para las siguientes generaciones, un punto donde la diversidad cultural y social de Veracruz haga historia.

En tiempo de malas noticias es la oportunidad única para demostrar que el arte y la cultura es el contrapeso para la ola de violencia que acecha cada día. La música siempre será una fuerza que alimenta el espíritu del hombre, del veracruzano.

Jarocho Power es un movimiento único que une diferentes proyectos con un solo propósito, exaltar la riqueza de la música local. Sonex, Son de Madera, Los Aguas Aguas y Los Cojolites forman parte de esto junto con Greg Landau y Quetzal Flores, productores de EU.

Esta marca, tiene el objetivo de lanzar al mundo las nuevas propuestas de Veracruz, facilitando la grabación y el trabajo, teniendo siempre en común el fortalecimiento de la cultura.

Los Cojolites tiene una proyección a nivel internacional, incluso han sido dos veces nominados a los premios Grammy. Por otra parte, la agrupación Son de Madera cuenta con una magnífica trayectoria que comenzó en 1992, ambos grupos son fuertes exponentes del género.

Además, Sonex y Los Aguas Aguas, son reconocidos por la innovación y creatividad en la música, lo cual les ha abierto camino en México y en el mundo como dignos representantes de la identidad jarocha.

Es Jarocho Power la apuesta, la carta que muestra que México es mucho más que violencia, malas noticias y malas decisiones. Es creer que la cultura puede cambiar e influir de manera positiva nuestro entorno.

Pin It on Pinterest