Porque tomar jugos verdes es lo de hoy, pero hay que hacerlo bien para que funcione. Seguramente has oído que los jugos verdes son de gran ayuda para bajar de peso, para controlar y mejorar ciertas enfermedades, para reducir el azúcar en la sangre, para dar energía, etcétera. Si bien es cierto que tienen muchas bondades, hay que saber tomarlos y prepararlos para que puedas gozar de todos sus beneficios.

Realmente no es complicado, el secreto es hacer las combinaciones correctas y como seguimos con los propósitos de inicio de año presentes nos enfocaremos en jugos para bajar de peso y desinflamar.

El principio básico que debemos saber es que al añadir demasiada azúcar en forma de fruta por ejemplo, puede tener el efecto contrario ¡No importa que sea fruta! La fruta tiene azúcar y si se usa desmedidamente finalmente no nos ayudará ni en el control ni en la pérdida de peso.

Aquí algunos puntos que te servirán:

DO´S:

  1. Puedes usar las verduras que más te gusten, y añadir todas las que puedas.
  2. Hazlos en extractor para usar más verduras y así obtener más nutrientes, pero si no tienes puedes usar tu licuadora y añadirle un chorrito de agua para que no quede una mezcla espesa que no sea apetecible.
  3. Usa siempre como base pepino o apio, son verduras con mucha agua y te ayudará a que el jugo quede más ligero y sepa mucho más rico.
  4. Puedes agregar 1/3 de taza de avena si quieres un jugo más completo.
  5. Puedes tomarlos en las mañanas antes o después de hacer ejercicio.
  6. Hazlo y tómalo al momento. Si lo haces en un extractor tradicional o en licuadora no dejes que pase mucho tiempo pues se va oxidando y perdiendo sus nutrientes frescos.
  7. Ten siempre la fruta y verdura lista en el refrigerador. Puedes hacer tu meal prep (Lava, desinfecta, pica, guarda) una vez a la semana y así no perderás tiempo en las mañanas.
  8. Puedes agregarle una taza de té verde frío para que te dé más energía y te ayude a la quema de grasa o una taza de agua de coco natural.
  9. Añádele a todos tus jugos una cucharadita de chía, semillas de hemp o linaza y un trocito de jengibre o cúrcuma para hacerlos más completos.
  10. Si no te gusta mucho el sabor de algún jugo puedes exprimirle un limón y añadirle hielos, eso siempre ayuda.

DONT´S:

  1. No abuses de la fruta. Los jugos verdes para bajar de peso deben llevar solo una fruta, no medio litro de jugo de naranja, no medio litro de jugo de piña, sólo una porción de fruta. Puede ser una naranja exprimida, ¾ de taza de piña, una manzana, etc.
  2. Usa frutas que no contengan exceso de azúcar como el mango.
  3. Un jugo verde no cumple todos los requerimientos de un desayuno completo. Puedes tomarlo en la mañana junto con tu desayuno o como snack, si lo prefieres a media tarde elimina la fruta. Un desayuno completo debe contener proteína, carbohidratos y grasas buenas.
  4. No le añadas azúcar ni miel (¡Así que chiste!)
  5. No desayunes junto con tu jugo verde unos chilaquiles fritos o una torta de milanesa, es importante que tu alimentación esté balanceada y alejada de azucares refinados, harina, grasas saturadas y alcohol si quieres ver resultados.

A continuación  algunas recetas que te pueden servir para arrancar:

Juguito #1

  • 1/2 de pepino.
  • 1 tallo de apio.
  • ¼ de vaso de jugo de naranja.
  • Licua o extrae y ¡Listo!

 

Juguito #2

  • 1/2 de pepino.
  • 1 tallo de apio
  • 1 taza de hojas de espinaca o kale.
  • 1 manzana
  • Licua o extrae y ¡Listo!

 

Juguito #3

  • 1/2 de pepino.
  • 1 tallo de apio
  • ¼ de betabel
  • ¾ de taza de piña
  • Licua o extrae y ¡Listo!

Puedes hacer infinidad de combinaciones, encuentra las que más te gusten y procura tomarlos no sólo para bajar de peso o para mantenerte, sino por salud.

Pin It on Pinterest