Uno de los discos que ha marcado un antes y un después en la era del rock en español es sin duda el disco RE de Café Tacvba, de hecho, Aterciopelados comenta, en varias de sus entrevistas, que fue un referente en su carrera, para reinventarse y surgir con nuevas propuestas en los años de los 90’s. Muchas bandas latinoamericanas tomaron este disco como un ejemplo de lo que puede surgir con buenas ideas, buenos músicos y amor al rock en español.

Este disco contiene 20 tracks, todos son prácticamente un éxito y son parte de la cultura mexicana. Todos hemos tarareado alguna vez “pa pa ra pa pa eu eooooo” del Baile y el salón, “ni hablar mujer, traes puñal…” de El puñal y el corazón o “Ven y dime todas esas cosas…” de las Flores, estas forman parte de nosotros, de nuestra idiosincrasia urbana.

En fin, en días recientes, el grupo se ha visto en la mira de todos por otra rola que forma parte de este disco y es “ingrata”, esa canción que no puede faltar en la boda o en los XV años, en el karaoke para dedicársela a alguien o simplemente en tu lista de reproducción. Ha sido criticada por varias asociaciones por fomentar la violencia contra la mujer.

En estos tiempos donde todo nos ofende, nos deprime o nos hace ser más sensibles, esta canción, que fue escrita hace más de 20 años, señala en una oración: “Por eso ahora tendré que obsequiarte un par de balazos, pa’ que te duela. Y aunque estoy triste por ya no tenerte, voy a estar contigo en tu funeral”. Esta es la frase más fuerte dentro de esta canción, lo cual es sólo una historia contada desde la perspectiva del hombre que está sufriendo por desamor, es la respuesta a su ingratitud.

Desde hace años, la música grupera y el reggaeton han puesto en un punto de desventaja a la figura de la mujer, tomándola como un objeto sexual que puede ser fácilmente desechado en el momento en el que el hombre lo desee. Los señalamientos han existido pero nunca ha habido un cambio significativo en su descripción o narrativa. Con esto, no se busca la manera de justificar a Café Tacvba pero creo que la respuesta de Rubén, vocalista del grupo señala o marca una cierta diferencia en que la intención no es pasar por alto la violencia contra la mujer, la cual es una práctica diaria en este país y no es algo que debe ignorarse.

En noviembre de 2016, mientras Café Tacvba se encontraba en Argentina, algunos medios aprovecharon para preguntar respecto a esta canción, a lo que Rubén respondió:

“Éramos bien jóvenes cuando se compuso y no estábamos sensibilizados con esa problemática como ahora todos sí lo estamos. Creo que es un momento de repensar si la vamos a seguir tocando o si le cambiamos la letra. Porque ahora sí estamos sensibilizados, sí sabemos del problema. Y yo, personalmente, no estoy interesado en apoyar eso. Mucha gente puede decir que es sólo una canción. Pero las canciones son la cultura, y esa cultura es la que hace que ciertas personas se sientan con el poder de agredir, de hacer daño, de lo que sea. Personalmente, desde hace mucho, dije “pistola” no me gusta, y con mi cuerpo hago la broma y esos balazos son de otro tipo”.

El caso es tomar todos responsabilidad por lo que ocurre en nuestro entorno sin dejar pasar un hecho tan trascendente como la violencia contra la mujer. Todos podemos generar un cambio significativo a través de lo que escuchamos, vemos y accionamos.

¿Tú que opinas?

Pin It on Pinterest