5 IDEAS DE LUNCH SALUDABLE

PARA ESTE REGRESO A CLASES

La mayoría de los niños han regresado a la escuela (¡Al fin!) y como la mayoría de los que preparamos desayunos, lunch, snacks y demás para mandar a la escuela  nos vamos quedando sin ideas y acabamos enviándoles lo mismo todos los días (un sándwich de jamón en pan blanco y un frutsi de colores).

Hoy te damos algunas sugerencias para que prepares a los más pequeños de la escuela un desayuno sano, libre de chatarra y que les permita rendir en las horas de escuela sin causarles pesadez y sueño durante las clases de historia.  

 

 

 BÁSICO: Procura que los ingredientes sean lo más sano posible, usa panes integrales donde el primer ingrediente sea “harina de trigo integral” y no otra.

 

IDEA 1 

  • Sándwich de pan integral con aguacate (preparado con gotas de limón y sal) y zanahoria rallada, si les gusta a tus hijos puedes agregar jitomate, cebolla, lechuga, espinacas o la verdura que les guste.  
  • Manzana en rebanadas con mantequilla de cacahuate.  
  • Agua natural o de sabor con poca azúcar.  

 

 

 

IDEA 2

– Salmas (tostaditas horneadas) con frijoles y un poco de queso (aparte)
– Mango en cuadritos (Puedes añadir chile piquín)
– Un puñito de almendras  y arándanos
– Agua natural o de sabor con poca azúcar.  

 

 

IDEA 3 

  • Huevito duro en rebanas con sal (Máximo 2 piezas) 
  • Un pan integral tostado 
  • Jícamas o pepinos con limón y sal (Puedes añadir chile piquín) 
  • Agua natural o de sabor con poca azúcar.  

 

IDEA 4 

  • Sándwich de pan integral o hot cakes de avena con mantequilla de cacahuate y poca mermelada. 
  • Uvas (De preferencia sin semilla)  
  • Un puñito de nueces 
  • Agua natural.  

 

 

IDEA 5 

  • Quesadillas en triangulitos de frijoles (Puedes agregar un poco de queso) 
  • Papaya o melón en cuadritos. 
  • Brócoli o zanahorias baby  (Elige la verdura que más le guste) con limón y sal.  
  • Agua natural o de sabor con poca azúcar.  

 

Recuerda que el tiempo de comer en la escuela es corto, por lo cual debes enviarles todo lo más práctico posible, y en cantidades que estés seguro se podrán terminar.  

Haz el intento y prueba nuevas opciones de lunch,  a veces a los niños les gusta experimentar y si la presentación en la que se los envías es bonita o colorida, ayudará mucho. Hay quienes piensan: “¡Mis hijos jamás se comerían eso!”, para lo cual te sugiero que antes de mandarles un lunch novedoso y sano para ti, pero “extraño” para ellos, se los des cuando estén en casa como desayuno/cena, o durante el fin de semana para que prueben nuevas cosas y ajustes las recetas para asegurarte que lo comerán.

Explícales qué ingredientes tienen y en qué les ayudará comerlo  y una vez que estés seguro que se lo comen en casa y que les ha gustado lo puedes enviar a la escuela sin esperar que venga todo de regreso en la lonchera hecho papilla.  

Si intentas alguna de las ideas ¡Compártenos cómo te fue!. 

Cosette Miranda. Graduada en comunicación pero fitness wannabe de corazón. Esposa y mamá de dos xalapeñitos.

Pin It on Pinterest