La rutina: Mortal enemigo

La rutina: Mortal enemigo

De pronto, un golpe en la respiración hace que te detengas. Piensas si el lugar en el que estás es el correcto, un fuerte sentimiento de incomodidad te hace tambalear hasta el punto de caer.

No sabes para dónde correr o qué hacer, sólo quieres respirar. Quizá así fue como el cerebro provoca salir de la rutina en la que estás.

La rutina engarrota tus dedos, ciega tus ojos ata tus pies, te detiene y a veces te hace caer. Pero la principal intención de la rutina es no avanzar, no arriesgar, creer que tienes lo suficiente, creer que no se puede alcanzar lo que otros tienen, porque parece que para ti es inalcanzable.

La rutina es mentirosa, te dice que tienes todo el tiempo del mundo, sin embargo, es un monstruo que acaba con los meses, semanas, días, horas, minutos y segundos de manera agresiva y sin compasión. Los devora hasta dejarte sin nada más que arrugas y canas.

La rutina es una enemiga, la peor. Algunos dicen que es la ociosidad o los vicios, en realidad, la rutina es lo que te lleva a tomar malas acciones. ¿Por qué? Todos quieren experiencias nuevas porque en su momento se encerraron en la comodidad, entonces se enfrentan a la vida aburrida y sólo quieren “vivir la vida” por el pretexto de no vivir lo cotidiano.

Tener un trabajo seguro, una silla alta en alguna empresa importante y despertar con la confianza que ese día será igual que el día anterior es la comodidad y “felicidad” que no va a producir nada. Esperar el tan glorioso día de jubilación mantiene cierta esperanza. Y sí, algunos ven esto como el paraíso, pero en realidad es una vida aburrida, y esto no es un tema de motivación o emprendedurismo, se trata de salir y desempolvar los juguetes con el objetivo de soñar, creer, volar y ser.

Establecer a la vida adulta como el punto más alto, el lugar al que todo hombre debe llegar. Tener una puerta con el nombre o una placa crea personas artificiales con máscaras y corazones soberbios. Personas que quedarán insatisfechas en la primera oportunidad y como consecuencia buscarán una placa más grande, un auto más potente o una nueva fachada para su casa.

Al voltear, la rutina nos muestra todo el tiempo que desperdiciamos en trabajos, papeles, archivos y documentos. Al envejecer nadie contara la manera en la que realizó un oficio. Ningún abuelo revolucionario o postrevolucionario cuenta alguna historia que se vea involucrada con trámites y papeleo “Ven hijo, siéntate, te voy a contar del día que realicé un oficio” Las historias de los abuelos narran guerras, hambres, sacrificios y esfuerzo; esas son historias que cautivan porque nadie está interesado en escuchar historias repetitivas, de oficina, de trámites por el simple hecho que nadie escucha lo que al mismo tiempo se quiere evitar.

Dejar la rutina no es precisamente cambiar de trabajo o renunciar a éste e iniciar tu propia empresa. Pero puede cambiar el parque al que llevas a tus hijos, tener un nuevo pasatiempo, correr lo que siempre has querido, iniciar las clases de ballet que soñaste, caminar en los charcos, o simplemente comerte esas gordas de chicharrón en miércoles sin esperar hasta que sea domingo.

Esto es lo que cambia, nosotros volviendo a ser niños para jugar y así tendremos historias que contar.

Lugares para pasear a tu perro en Xalapa (y algunos tips)

Lugares para pasear a tu perro en Xalapa (y algunos tips)

En los últimos años se ha despertado la sensibilidad de muchos xalapeños por la vida animal, un deseo de adoptar, proteger y tratar de que tengan una vida digna. Derivado de esto ha crecido un singular interés por crear y promover sitios en los cuales se pueda convivir con las mascotas, mientras se realizan actividades recreativas como hacer ejercicio, dar un paseo, salir a tomar un café.

A pesar de que en algunos parques y áreas verdes está prohibida la entrada para mascotas, por motivos de cuidado del lugar, existen otros que se han convertido en los favoritos para visitarlos.

Si tienes un perro en casa revisa esta lista de lugares para ir y si no los tienes registrados, vale la pena dar una vuelta o anotarlos en la lista de futuros check in:

Parque de la Alameda

Conocido también como “Parque del Huarache”, ubicado en la calle Juan Sebastián Bach, esquina con Araucarias. Es un lugar encantador y muy fresco ideal para los caninos que disfrutan mucho la tranquilidad.

Parque el Haya

Otro lugar favorito de los xalapeños, que desde hace un par de años es considerado un parque ideal para las mascotas, principalmente para aquellos perros que gustan de las áreas verdes y juguetear en el pasto.

Paseo de los lagos

Este es un sitio clásico de Xalapa para pasear con mascotas, una sugerencia para aquellos dueños que hacen ejercicio y que no puede correr sin su amigo perruno. Después de una larga carrera, muchos dejan a sus perros que se refresquen en la fuente que está cerca del auditorio del parque.

Parque de los Berros

Los Berros es uno de los lugares más conocidos de la ciudad, un parque muy familiar. Si tienes una mascota juguetona o a la que le gustan demasiado las personas, seguramente le encantará el ambiente.

Tips:

– No olvides llevar bolsita para las heces de tu perro, si respetamos y mantenemos limpios estos bonitos lugares, siempre estarán libres para nuestras mascotas.

– Si conoces que tu canino es un poco temperamental, llévalo a los parques más tranquilos y siempre atado a su correa. A su vez, puedes informarte del proyecto perro amarillo y amarrar un listón de dicho color a su collar; éste lazo es un indicativo de que tu mascota necesita espacio.

– Lleva suficiente agua, principalmente si haces ejercicio con tu perro, mantenlo hidratado, es de suma importancia.

Hay variedad de sitios y están por diferentes partes de la ciudad, si conoces algún otro lugar, compártelo en los comentarios.

El estrés y formas de afrontarlo en Xalapa

El estrés y formas de afrontarlo en Xalapa

El estrés es una de las enfermedades más comunes en el mundo, actualmente se sitúa no sólo entre los malestares mentales, sino también en las condiciones que más dañan a la salud, comparado al cáncer, diabetes o hipertensión.

El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional. Es posible que venga de alguna situación o pensamiento y se define como la reacción del cuerpo a un desafío o demanda. Es importante resaltar, que en pequeños episodios el estrés puede ser positivo, cuando nos ayuda a evitar algún peligro o a cumplir con algún compromiso ante una fecha límite. Pero cuando el estrés es una constante, puede volverse un trastorno complejo que se relaciona con otras enfermedades, siendo éste causa de ellas o incrementando los daños a la salud en general.

La pregunta clave es: ¿qué hacer frente a este padecimiento?

Es imposible obviar exigencias y responsabilidades en la vida pero se puede echar mano de estos consejos para disminuirlo o hasta evitarlo.

Las técnicas de relajación son muy útiles y consisten en regular la respiración de tal forma que se perciba una sensación de mayor tranquilidad a medida que las inhalaciones y exhalaciones son más profundas la sensación de paz estará presente.

Dedicar tiempos de visita a los diferentes parques y jardines que hay en Xalapa será de mucha ayuda. No todas las ciudades tienen tantos parques como ésta, por lo tanto hay que visitarlos, caminar solos o acompañados y sirve para oxigenar el cuerpo, también, para fomentar el convivir con la naturaleza. Es importante no interrumpir la estancia con distractores como dispositivos electrónicos.

Realizar ejercicio de manera cotidiana teniendo una sana alimentación, afecta de manera positiva a nuestra salud mental. En los niños, por ejemplo, hay algunos estudios que muestran la relación entre los problemas de atención y el consumo frecuente de los edulcorantes. No solo los niños, sino también los adultos se ven afectados por dietas no saludables.

Escuchar música también genera una mayor tranquilidad y paz. En opinión del autor si es música instrumental, mucho mejor aún. No se debe olvidar que contamos en Xalapa con una orquesta sinfónica de las mejores de Latinoamérica, vale la pena ir a sus conciertos.

Hay que destacar al tráfico vehicular como posible factor estresante, es bien sabido por los xalapeños que salir con anticipación, ahorra muchos problemas en cuanto al tráfico vehicular excesivo que a veces se genera, usar transporte público, caminar o incluso andar en bicicleta son opciones que deben ser factibles, si realmente se busca evitar este malestar.

Las compras compulsivas, es un factor que prolifera en nuestra ciudad, la mayoría de las veces el deseo de tener lo último de la moda textil o electrónica no es lo más significativo para la vida. Sin embargo ese deseo es generador mucho estrés, es importante medir la posibilidades para adquirir productos que son un lujo, de acuerdo a los bolsillos y eliminar así una causa más de estrés.

Una instancia más, que no se puede pasar por alto recurrir a un proceso psicoterapéutico en el cual se descubrirán aquellas causas profundas que dan origen a ésta situación. También se desarrollarán habilidades durante la terapia para disminuir los síntomas y formas de prevenirlo.

Que estos consejos contribuyan a mejorar nuestra salud mental y apartar un espacio en las ocupadas agendas para realizar actividades que tranquilizantes y pacíficas para disfrutas a la querida Xalapa.

Si tienes alguna duda puedes mandarme un whatsapp al 2281127442

Mi nombre es Sinuhe Ladrón de Guevara, estudié psicología y me gusta viajar, el cine 🎥 y no hay nada más rico que unos tacos al pastor. Soy xalapeño a mucha honra y también disfruto compartir opiniones.

Aprovechando la soledad

Aprovechando la soledad

Es verdad, no nacimos para estar solos, nuestro diseño implica querer compartir todo. Ya sea esa anécdota tan emocionante que viviste camino a casa o desahogar alguna mala experiencia en el trabajo; nos sorprendemos disfrutando de un delicioso platillo y pensando: “si tan sólo lo probará él (o ella)”. En fin, tenemos una necesidad constante de platicar o hacer partícipes a aquellos que amamos de cada uno de nuestros momentos.

Sin embargo, no siempre es posible eso, a veces puede ser que estás experimentando vivir solo por primera vez o cambiaste de residencia; se dio alguna ruptura o tuviste que despedirte de alguien con quien pasabas mucho tiempo. En ocasiones, es algo más común de lo que pensamos, un cambio de rutina o de horarios, un chance que se nos regaló para descansar un poco, terminar los estudios, jubilarse o simplemente tomar vacaciones.

En cualquiera de los casos va a haber un momento en la vida en el que tengamos que estar solos y esto no debe resultarnos el fin del mundo. Independientemente de las cosas que nos lleven a tener unas cuantas horas al día estando con nosotros mismos, hoy te aconsejamos: ¡Aprovéchate!

Las siguientes, son algunas recomendaciones que puedes tomar en cuenta para ese tiempo contigo.

Retomando sueños

¿Recuerdas que querías ser cuando eras niño? A veces nuestros anhelos se convierten en simples hobbies o los dejamos de lado por completo yendo en busca del “alcance de objetivos” que tanto se nos demanda, en ocasiones nos olvidamos  de las cosas buenas y simples de la vida, como lo mucho que nos gustaba dibujar o cuanto disfrutábamos andar en bicicleta. Si por falta de tiempo dejaste de hacer eso que te generaba una alegría extra y que únicamente tenía sabor para ti, es hora de retomarlo.

Cultívate

Volviendo al detalle del tiempo, hay veces que estamos tan enfocados en nuestras actividades que cuando estas tienen que cesar no sabemos qué hacer… ¡Cultívate! Aunque esto debería ser parte de nuestro día a día, aprovecha el tiempo que tengas para estar solo y ¡lee! Lee mucho. Infórmate, aprende algo nuevo, toma un curso en línea, investiga, conoce más de lo que hay a tu alrededor, es un regalo que puedes darte y sin ninguna presión.

¡Diviértete!

Aunque lo anterior sea parte de lo que amas hacer, no te olvides de disfrutar. Aprovecha para ver esa serie o película que te perdiste hace tiempo, intenta cocinar algo (nadie se dará cuenta si no sale a la primera). También puedes salir a descubrir lugares de la ciudad, conocer nuevos sitios para comer o alguna cafetería que recomendar. Aún hay mucho por descubrir.

Replantea tus metas

Tal vez sea el momento de emprender ese negocio que no sale de tu mente, de tomar una decisión importante o hacer un cambio radical. Es momento de que platiques contigo sobre ello.

¡Limpia!

Si, este tal vez no será tu punto favorito, ni el más emocionante, pero estamos de acuerdo en que es necesario. Si tienes un tiempo extra organiza tu casa, puedes deshacerte de aquello que ya no utilizas o hasta renovarlo, reacomodar tus muebles para tener un “cambio de aires”, registrar el interior de los armarios que casi no abres, seguro encontrarás algo que te hará recordar (este es un extra para que no te suene tan aburrida la opción). En verdad es algo bueno.

No te olvides de tu cuerpo

Nunca es tarde para cuidar de ti, haz un poco de ejercicio, si tienes una mascota ¿por qué no tomar un paseo?  Retoma los buenos hábitos, toma las comidas a sus debidas horas y descansa lo suficiente. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Seguramente todo esto formará parte de algo que querrás compartir cuando sea el momento o con aquellos con quienes pasas el resto de tu día. Nada mejor que ver toda situación desde su mejor perspectiva. ♥

Teléfono descompuesto presenta: La chica de Esfinge

Teléfono descompuesto presenta: La chica de Esfinge

Xalapa, esa ciudad de las flores, con calles pequeñas y habitantes que tienen la característica de pasar la información de manera práctica y veloz.

Muchas leyendas urbanas han pasado por nuestra boca y las hemos transmitido como verdad sin ni siquiera saber ¿qué?, ¿Cuándo, ¿Cómo? y ¿Dónde? Ni nombres ni apellidos, solo contamos la historia y dejamos que está se vaya “como hilo de media” hasta el punto que regresa la desinformación a nuestros oídos.

Una historia que hizo mucho eco en la década del 2000, fue la de una chica que tenía 18 años, a la cual no la querían dejar ir al antro. Ella insistió mucho porque se trataba de ir al lugar del momento, un espacio que era lo más atractivo de la ciudad, un centro nocturno llamado Esfinge. Ubicado en 20 de noviembre en una plaza casi abandonada entre la agencia de automóviles y CAXA.

Después de mucho insistir, el padre de ella accedió a darle permiso pero con la condición de acompañarla. Él se iba a mantener al margen y no se iba a involucrar con ella dentro del antro, pero la estaría vigilando desde la barra para no pasar ningún inconveniente. La joven accedió con tal de disfrutar un momento con sus amigos y de ir al lugar de mayor popularidad de la ciudad.

Una vez en el antro, todo se llevo a cabo conforme a la condición, ella estaría con sus amigos bailando y el padre estaría al pendiente desde la barra. Transcurrió la noche y después de un tiempo, un mesero se acercó al padre y le comentó: “He notado que no le quitas los ojos de encima a la chica de allá, si quieres…dame un varo y te la duermo”. Y así comenzó la historia.

Esta se popularizó, todos relacionaban ese lugar con el “antro en donde duermen a las mujeres” o “el lugar donde le ponen droga a los refrescos”. Muchos padres usaron esta historia para negar permisos, pues en cada familia xalapeña estaba la idea de que querían dormir a las mujeres y que los meseros del lugar estaban en complicidad.

Como toda historia, esto debe tener algo de cierto y de mentira. Nunca hubo una demanda pero el lugar nunca volvió a florecer, poco a poco se fue acabando hasta el punto de cerrar. Las personas dejaron de asistir, justamente por ese temor de correr peligro consumiendo algo del lugar.

En fin, estas historias son las que muchos de los xalapeños se la saben, la repiten y algunos padres cuando es necesario la siguen utilizando, pero esto es tan de xalapeños todos formamos parte del teléfono descompuesto de la ciudad.

 

Recordatorio de amar

Recordatorio de amar

¿Recuerdas la primera vez que la viste? ¿Recuerdas el momento en el que tu corazón se detuvo de amor? ¿Recuerdas el miedo que tenías de hablarle? ¿Recuerdas cuando viste a tu hijo por primera vez? ¿Recuerdas cuando tu madre te llevó a ver la película que tanto querías? ¿Recuerdas el día que tu amigo te ayudó en ese problema donde todos corrieron?

El 14 de febrero es sólo un recordatorio del amor que está alrededor de nosotros. Es ese post it pegado a nuestra computadora con la intención de no olvidar, de no pasar por alto el hecho de amar. Sí, es un día en el año en el que puedes ser cursi sin que los demás te critiquen, es un día en el que expresar el amor no se verá raro. Es un día en el que puedes componer canciones, escribir poemas y ver películas sin soltarse de las manos o tal vez estar con tu familia, ver a un amigo que no veías o marcarle a esa persona que extrañas. Para los que odian estas fechas “llenas de consumismo” el mejor discurso es “¿Por qué no hacerlo todos los días?”. Pero esto es una idea aún más romántica que el mismo 14 de febrero, ser tan amoroso todos los días del año. No quiero decir que es imposible, pero vamos tan agitados por el mundo que olvidamos detenernos.

Cada día nos volvemos más temerosos de expresar nuestros sentimientos, de arriesgar por amar, de luchar por estar juntos, de permanecer. Es como dice José Emilio Pacheco:

“El amor es una enfermedad en un mundo en que lo único natural es el odio”

Es cierto que existe el dolor en el mundo, es cierto que hay gente que está en busca del amor, es cierto que muchos otros han sido decepcionados y otros han perdido todo por la excusa del querer, pero es esto lo que nos hace diferentes, esto es lo que nos hace fuertes. Es esta fuente lo que brota que cada día se pueda ser mejor.

¿Recuerdas cuanto luchaste por el cáncer de ese familiar? ¿Recuerdas a tu madre desvelándose trabajando tiempo extra para darte lo mejor? ¿Recuerdas a tu padre enseñándote a andar en bicicleta? ¿Recuerdas cómo te veías junto a tu amigo hace 15 años cuando iban en la secundaria?

Esto es el 14 de febrero, un recordatorio en nuestro calendario. Un momento de esos 365 días para abrazar, para besar, para tomar café o simplemente para mandar un mensaje.

Es un recordatorio para reconciliarte con esa persona que no has querido llamar por aquel mal entendido o simplemente de perdonar y volver a empezar.

“Si hablo en lenguas humanas y angelicales, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo que hace ruido…

El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. El amor no se deleita en la maldad, sino que se regocija con la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

El amor nunca deja de ser…”

En fin, es este amor lo que nos hace sentirnos vivos.

Pin It on Pinterest