Ingrata Canción

Ingrata Canción

Uno de los discos que ha marcado un antes y un después en la era del rock en español es sin duda el disco RE de Café Tacvba, de hecho, Aterciopelados comenta, en varias de sus entrevistas, que fue un referente en su carrera, para reinventarse y surgir con nuevas propuestas en los años de los 90’s. Muchas bandas latinoamericanas tomaron este disco como un ejemplo de lo que puede surgir con buenas ideas, buenos músicos y amor al rock en español.

Este disco contiene 20 tracks, todos son prácticamente un éxito y son parte de la cultura mexicana. Todos hemos tarareado alguna vez “pa pa ra pa pa eu eooooo” del Baile y el salón, “ni hablar mujer, traes puñal…” de El puñal y el corazón o “Ven y dime todas esas cosas…” de las Flores, estas forman parte de nosotros, de nuestra idiosincrasia urbana.

En fin, en días recientes, el grupo se ha visto en la mira de todos por otra rola que forma parte de este disco y es “ingrata”, esa canción que no puede faltar en la boda o en los XV años, en el karaoke para dedicársela a alguien o simplemente en tu lista de reproducción. Ha sido criticada por varias asociaciones por fomentar la violencia contra la mujer.

En estos tiempos donde todo nos ofende, nos deprime o nos hace ser más sensibles, esta canción, que fue escrita hace más de 20 años, señala en una oración: “Por eso ahora tendré que obsequiarte un par de balazos, pa’ que te duela. Y aunque estoy triste por ya no tenerte, voy a estar contigo en tu funeral”. Esta es la frase más fuerte dentro de esta canción, lo cual es sólo una historia contada desde la perspectiva del hombre que está sufriendo por desamor, es la respuesta a su ingratitud.

Desde hace años, la música grupera y el reggaeton han puesto en un punto de desventaja a la figura de la mujer, tomándola como un objeto sexual que puede ser fácilmente desechado en el momento en el que el hombre lo desee. Los señalamientos han existido pero nunca ha habido un cambio significativo en su descripción o narrativa. Con esto, no se busca la manera de justificar a Café Tacvba pero creo que la respuesta de Rubén, vocalista del grupo señala o marca una cierta diferencia en que la intención no es pasar por alto la violencia contra la mujer, la cual es una práctica diaria en este país y no es algo que debe ignorarse.

En noviembre de 2016, mientras Café Tacvba se encontraba en Argentina, algunos medios aprovecharon para preguntar respecto a esta canción, a lo que Rubén respondió:

“Éramos bien jóvenes cuando se compuso y no estábamos sensibilizados con esa problemática como ahora todos sí lo estamos. Creo que es un momento de repensar si la vamos a seguir tocando o si le cambiamos la letra. Porque ahora sí estamos sensibilizados, sí sabemos del problema. Y yo, personalmente, no estoy interesado en apoyar eso. Mucha gente puede decir que es sólo una canción. Pero las canciones son la cultura, y esa cultura es la que hace que ciertas personas se sientan con el poder de agredir, de hacer daño, de lo que sea. Personalmente, desde hace mucho, dije “pistola” no me gusta, y con mi cuerpo hago la broma y esos balazos son de otro tipo”.

El caso es tomar todos responsabilidad por lo que ocurre en nuestro entorno sin dejar pasar un hecho tan trascendente como la violencia contra la mujer. Todos podemos generar un cambio significativo a través de lo que escuchamos, vemos y accionamos.

¿Tú que opinas?

Jarocho Power

Jarocho Power

Sin duda, la música veracruzana es un estandarte a nivel internacional. Nos representa, nos emociona y nos cautiva, creando en nosotros una identidad, un reencuentro con nuestras raíces, fortaleciendo así la conexión con nuestro entorno.

Jarocho Power es un esfuerzo importante y significativo que busca crear un legado para las siguientes generaciones, un punto donde la diversidad cultural y social de Veracruz haga historia.

En tiempo de malas noticias es la oportunidad única para demostrar que el arte y la cultura es el contrapeso para la ola de violencia que acecha cada día. La música siempre será una fuerza que alimenta el espíritu del hombre, del veracruzano.

Jarocho Power es un movimiento único que une diferentes proyectos con un solo propósito, exaltar la riqueza de la música local. Sonex, Son de Madera, Los Aguas Aguas y Los Cojolites forman parte de esto junto con Greg Landau y Quetzal Flores, productores de EU.

Esta marca, tiene el objetivo de lanzar al mundo las nuevas propuestas de Veracruz, facilitando la grabación y el trabajo, teniendo siempre en común el fortalecimiento de la cultura.

Los Cojolites tiene una proyección a nivel internacional, incluso han sido dos veces nominados a los premios Grammy. Por otra parte, la agrupación Son de Madera cuenta con una magnífica trayectoria que comenzó en 1992, ambos grupos son fuertes exponentes del género.

Además, Sonex y Los Aguas Aguas, son reconocidos por la innovación y creatividad en la música, lo cual les ha abierto camino en México y en el mundo como dignos representantes de la identidad jarocha.

Es Jarocho Power la apuesta, la carta que muestra que México es mucho más que violencia, malas noticias y malas decisiones. Es creer que la cultura puede cambiar e influir de manera positiva nuestro entorno.

GUACAMOLE: Música urbana diferente

GUACAMOLE: Música urbana diferente

“…es el groove que me quita la tristeza y me da la certeza de la musicalidad en la urbanidad.” Una propuesta nativa de la capital del estado de Veracruz, entre calles y semáforos de Xalapa se formó un grupo con idea y calidad. Una mezcla entre creatividad y talento que tiene rítmica y métrica en cada una de sus canciones. El punto de encuentro con la música urbana se llama GUACAMOLE.

Esta banda se forma en el año 2013, con el propósito de crear una revolución musical, mezclando un poco de blues, con swing, jazz, rap, free style, entre otros, dando lugar a una explosión de sonidos que unidos, crean algo inesperado, único, versátil y atractivo. Esta fusión provoca una afinidad inmediata y te conecta con las calles de cualquier ciudad, donde la magia ocurre. Fácilmente esta música puede ser el soundtrack de cualquier xalapeño, con sonidos y letras lo que cada uno de nosotros busca, algo diferente.

GUACAMOLE, como todo lo hecho en Xalapa, ha mantenido una identidad cautivante y seductora  que le ha abierto la puerta a diferentes escenarios nacionales e internacionales. En octubre de 2016 graban el sencillo “Border Song” en colaboración con Univisión y Berklee Collage of Music (USA) con el objetivo de destacar la cultura sin fronteras, tomando como referente la situación de México ante las declaraciones de Donald Trump. Así mismo, en septiembre de ese mismo año su segundo disco “Animal R-evolución” ganó como “Mejor Single Funk-Fusion” en los “Akademia Music Awards” de Hollywood. También ganan el primer lugar en el “Concurso Nacional de Bandas VILLA FEST DURANGO 2016” como la mejor banda de ese año.

Han participado en grandes escenarios, en el año 2015 en “Cumbre Tajín” justamente en el marco del día de música internacional ante más de 30,000 personas. Siendo ellos los representantes mexicanos y en el “Riviera Maya Jazz Festival”, edición del mismo año. Han trabajado con Enrique Gonzáles Muller, ganador del Grammy con el exitoso grupo venezolano “Los Amigos Invisibles”. Es así, que este particular grupo ha recorrido diferentes ciudades del país, además de tener en puerta el tour “Animal Revolución” en países de Centroamérica, Sudamerica y Europa. Sin duda, seguiremos escuchando de GUACAMOLE, pues con la esencia de este grupo no es fácil que pase desapercibida.

GUACAMOLE, sabor y frescura que crean adicción con un agradable sabor de boca. Música urbana xalapeña con el toque internacional.

Dale play y disfruta.

REDES SOCIALES:

Facebook: Guacamole Oficial
Instagram: guacamoleoficial
Twitter: @GuacamoleBanda
Spotify: Guacamole

Hilvana: Música para tus sentidos

Hilvana: Música para tus sentidos

En los últimos meses se escucha Hilvana en las platicas de café, entre conversaciones sobre música  y se espera con ansiedad en diversos escenarios. Formando parte de un movimiento fresco, de un resurgimiento de bandas, llenando de notas agradables al oído, con letras intensas surge una agrupación que ya es de nuestras favoritas.

Y ¿quién es Hilvana? Se trata de un grupo de origen xalapeño, nacido en 2014, integrado por 6 jóvenes de personalidades muy diversas, que mezcla soul con sonidos de funk, folk y jazz, una combinación interesante que atrapa los sentidos.

El grupo se describe a sí mismo como una familia musical que ha unido sus ideas para convertirse en un ser distinto, una identidad enfocada a causar impacto musical en todo aquel que los escuche, haciéndolos parte de su esencia en cada presentación. De ahí que su nombre, hilvana, representa la relación entre todos sus elementos, un entretejido musical e ideológico.

Desde su formación han sigo bien recibidos en muchos espacios y ha participado en festivales que tienen proyección nacional e internacional, como la Feria del Libro Infantil y Juvenil 2015 en la capital de Veracruz, el Festival Internacional Jazzuv 2015 y el Festival Internacional Alterno Cervantino el pasado 2016, por mencionar algunos. Además, la agrupación ha colaborado con colectivos como Escena Independiente y Niños ricos; de la misma forma ha compartido escenario con bandas nacionales como Guacamole, Matilde band, Loli Molina, Lengualerta y San Juan Project.

Hilvana hoy

El grupo ha tenido una etapa de trabajo intenso y de gran relevancia para su carrera musical, ya que actualmente están enfocados en la producción de su primer material discográfico denominado “Para ser libre”.

Dicho proyecto fue seleccionado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) dentro de la convocatoria de Fomento a Proyectos Culturales y Coinversiones 2015. Aunado a ello, el mismo también fue seleccionado como ganador por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México y por la Coordinación del Sistema de Teatros de la Ciudad de México.

Este 2017 es un buen año para Hilvana, quienes se preparan para la gira que lleva el nombre de su nuevo material, la cual es parte de la Programación de Artes Escénicas de la Ciudad de México 2017. No pierdas la oportunidad de escucharlos.

Miembros:

Guitarra- Abraham Rendón

Bateria- Alexis Contreras

Bajo- César Betancourth

Saxofón- José Carlos Pérez

Trompeta- Carlos Martínez

Voz- Karina Galicia

Redes sociales:

Facebook: Hilvana

EP en Spotify: Hilvana

Te dejamos con un poco de su música, la versión acústica de su canción “Raíces”
Deja que el soul se hilvane en tus sentidos”.

Deja que la música Hilvane tus sentidos

Juguetes mexicanos que marcaron nuestra infancia

Juguetes mexicanos que marcaron nuestra infancia

En estas fechas aunque ya haya pasado nuestra época, nos convertimos en nostálgicos (algunos en silencio), recordando nuestra infancia y qué la caracterizó. Pensando un poco en esa añoranza y sabiéndonos mexicanos, hoy queremos hacer honor a aquellos juguetes que probablemente algunos tengamos entre el polvo del más viejo de nuestros armarios.

El “hoy” de estos objetos que recordamos con cariño, no sólo se limita al propósito fundamental de un juguete, también están envueltos por un increíble contexto y una conjunción de trabajo artesanal, comercio justo y preservación de tradiciones.

Se trata de juguetes tradicionales mexicanos, aquellos que tienen la marca representativa de la cultura mexicana. La mayoría de ellos están hechos de madera, algunos juegos de mesa de cartón ¿Cuál de estos era tu favorito?

Trompo

Se trata de una figura de madera con forma de cono que puede girar sobre su propia punta. Antes de que salieran los famosos trompos de plástico con luces ya existía el tradicional, pintado con franjas de colores y una punta hecha de clavo. Para jugarlo hay que enrollar una cuerda y lanzarlo para lograr que gire en su punta. Algunos competían entre quien podía rodarlo en la palma de su mano o ¿recuerdas los “racos”? La emoción de ver que trompo caía más rápido o jugar marcando “la troya” que era un círculo dibujado en el piso del cual no debía salir.

Yo-yo

Dos discos de madera unidos por el centro, también enrollados con una cuerda pero el objetivo no es lanzarlo, más bien hacerlo que regrese a tu mano. Pero no sólo era ver quien hacía más repeticiones, algunos aún saben trucos como el famoso “columpio” o “la vuelta al mundo”.

Balero

Este se compone de un tallo, también de madera, unido por una cuerda a una esfera o cilindro con un hueco. Hay de distintos tamaños, los más grandes eran todo un éxito. Simplemente se trata de tomar el palillo o tallo con una mano y dejar colgar la pieza grande de madera, para después impulsarla y tratar de “atinarle” a que caiga en el hueco. Nunca olvidaremos esos golpes que nos dimos tratando de ganar.

Atrapanovios

Fabricado de palma trenzada, es un pequeño cilindro abierto de un lado. Este se jugaba introduciendo el dedo índice en la abertura y si quedaba atrapado, perdías, por lo que el objetivo era intentar zafarte. Algunos bromeaban diciendo que si quedabas atrapado estabas destinado a una relación.

Lotería

Este juego de mesa fue adoptado en México, en el siglo XVIII aproximadamente. En la antigüedad las piezas eran tablillas de madera pintadas a mano. Hoy lo puedes encontrar más fácilmente a base de cartón y utilizar semillas o frijoles a manera de fichas. El juego consiste en completar una plantilla, colocando una ficha en cada imagen, esto se hace mientras alguien más “canta” (es decir, grita el nombre de cada imagen o tarjeta). El que primero llene su plantilla gritará ¡Lotería! Y habrá ganado. Algunos acostumbraban a jugar apostando con monedas ¿Cuántos lloramos de pequeños por perder 50 centavos?

Si bien alrededor del país existen diversos museos de juguetes tradicionales, no es un misterio el intentar encontrarlos. Algunos mercados locales conservan su apartado de juguetes, también los encuentras en ferias itinerantes y tiendas de artesanías.

Con esto quiero aprovechar para que compartas estas ahora “rarezas” con los más pequeños de la familia, que les enseñemos que también hay parques y juegos al aire libre, que si bien hemos sido alcanzados por la tecnología hasta una caja de cartón puede ser la cosa más divertida, ¿qué tal si despegamos tantito los ojos de las pantallas y buscamos una conexión más real? ♥

Tradiciones navideñas de Veracruz

Tradiciones navideñas de Veracruz

Hace poco una amiga me dijo con gran sorpresa: “En donde vivo no conocen la rama, ¿puedes creerlo?” Aunque desde pequeña sé que esto es muy veracruzano sigue causando desconcierto que una tradición tan conocida en diciembre sea desconocida en otros lados. Definitivamente a todos los que vivimos en el Estado de Veracruz nos causa mucho asombro cuando alguien dice ¿Cantar la qué…?

Así como se sabe que en Veracruz hay una infinidad de tradiciones, las decembrinas son completamente representativas, si no las conoces aún, te comparto un par de celebraciones que permanecen acompañadas de un poquito de historia.

La Rama

Ésta  tradición tiene su inicio a mediados de diciembre y termina el 24 de diciembre, en enero o hasta febrero según la zona. Consiste básicamente en tomar la rama de un árbol, una rama que debe ser bonita y algo grande, de preferencia, la cual se adorna con globos, listones, estrellas brillantes, etcétera.

Un grupo de personas, que en la actualidad son normalmente niños o adolescentes (aunque esto no es exclusivo de ellos), salen a cantar versos relacionados con el nacimiento y vida de Jesús, acompañados de jaranas, guitarras y percusiones, esto lo hacen visitando casa por casa y en las calles; las personas que escuchan les obsequiarán una “dádiva” que se traduce en dinero o dulces.

En cada región del estado surgieron diferentes versiones a lo largo de cientos de años, entonadas con el estilo más representativo de la zona. Entre los ejemplos más sonados está la interpretación propuesta por Arcadio Hidalgo, Benito González y Antonio García de León, exponentes del Son Jarocho, quienes conectaron la rama con la bamba y en el intermedio se recitan unas décimas que se conocen también como justicias.

Otra versión son las populares “Naranjas y Limas” al estilo alvaradeño o la que engloba “Pascuas” y “Justicias”. Si eres veracruzano es probable que aún no hayas escuchado todas las versiones, pero te animo a que busques las de todas las regiones.

El viejo

Hablemos primero de aquel viejo que tal vez si conozcan fuera del estado, se trata de un monigote o muñeco de trapo, hecho con ropa vieja y relleno de periódico, telas viejas y muchos (en verdad muchos) cohetes pirotécnicos. Éste viejo representa el año que se va, lo sientan en una silla a la puerta de algunas casas, el 28 de diciembre, aproximadamente.

Al finalizar el año, justo antes de que suenen las doce campanadas, las familias que hicieron su viejo se disponen a prenderle fuego, lo que se convierte en un divertido espectáculo.

Como mencioné antes, éste es uno de los viejos conocido por los veracruzanos, lo que quiere decir que hay otro más. Se trata del paseo del viejo, una tradición en la que algunos jóvenes se visten de viejo o vieja y van por las calles, sonando tambores o instrumentos improvisados y cantando “una limosna para este pobre viejo, una limosna para este pobre viejo,  que ha dejado hijos, que ha dejado hijos, para el año nuevo…”

Las personas también cooperan con ellos, dando “su limosna” al viejo.

Posadas veracruzanas

Escuchamos “hoy tengo una posada” y pensamos más bien en una fiesta, llena de bebidas y platillos. Aunque en parte son así, tradicionalmente en Veracruz muchas posadas se festejan con la cantada pidiendo posada, unos afuera de la casa con velas y otros respondiendo sus versos desde el interior. Algunos suman a la fiesta la ya mencionada rama, otros hacen fandango tradicional y otros más parten piñatas. En las posadas hechas en Veracruz, aún se conservan muchos elementos que durante todo el año se hacen presentes.

Si tienes algún amigo que viva fuera comparte esta breve explicación para que conozca un poco más de tus raíces, si estás viviendo fuera del estado, espero que este haya sido un bonito recuerdo de tu hogar.

Pin It on Pinterest