Xalapa | Lo que no sabías de Xalapa | Personajes



DON PEDRITO RENDÓN

Por mucho tiempo así le llamó el pueblo xalapeño con cariño, admiración y respeto. Todo México,el Estado de Veracruz y, especialmente Xalapa, lo ubica en la memoria social como un hombre que ha moldeado su vida de acuerdo con los valores que permiten elegir la honestidad de espíritu, la vocación el auténtico sentimiento de Patria y sobre todo, el don de gente; altas capacidades demostradas por el doctor Pedro Rendón Domínguez en muchas ocasiones. Parece ser que la inclinación por la medicina le venía por una triste circunstancia ocurrida en su familia, cuando perdió a su hermano mayor Rómulo; y se ocupó del estudio y práctica de esta ciencia con una grandiosa entrega. También la ciudad lo recuerda por haber sido uno de los primeros médicos que se preocupó del bienestar de los ancianos, tanto que recuerdan su famoso dicho: “no más años a la vida, sino más vida a los años”; así, dedicó gran parte de su carrera para formar una acertada visión gerontológica, que a causa de una sociedad utilitarista y tecnocrática, no sabe ni querer a sus mayores ni aprender de ellos. Los asilos para la vejez lamentaron profundamente una pérdida en la muerte de Pedro Rendón. A pesar de sus múltiples ocupaciones, tuvo siempre el tiempo necesario para atender a los pacientes menesterosos, de los cuales, por supuesto no recibía un céntimo; a la juventud xalapeña, a la que orientaba con clases, ejemplos y consejos; a los políticos, a quienes enseñó en este servicio a la comunidad como se debe ser honesto y coherente, con una posición en la que la idea y acto son una misma cosa. Fue el primer alcalde de Xalapa, elegido por preferencia popular, cargo al que renunció a consecuencia del cuartelazo de Victoriano Huerta.

Hoy, calles, escuelas y otras instituciones llevan su nombre; sin embargo, no son suficientes estos hechos para recordar siempre la vida de un hombre recto.

 

Bibliografía: Espejo, A. (2011). Historias, cuentos y leyendas de Xalapa. 3rd ed. Xalapa, Ver., Mex.: H. Ayuntamiento de Xalapa, Ver., pp. 65.

Pin It on Pinterest