Xalapa | Leyendas


LA ARENA XALAPA

Aunque el nombre de La Arena Xalapa provenga de significados comunes en México, como palenque, circo, ruedo de la plaza de toros o sitio de combate, no deja de llamar la atención la frase, mítica para los xalapeños y las xalapeñas: ya que la voz náhuatl en el nombre de la ciudad contiene la palabra “arena”.

Este lugar guarda una leyenda. Hace varios años, donde hoy está la Arena, había un patio de vecindad conocido por la entonces pequeña ciudad, como Cuauhtémoc. En este sitio los cuartos se distribuían a lo largo de tres pasillos en forma de herradura. Los niños del patio tenían un juego muy particular, que la anciana gente de ahora lo recuerda; no se explican el porqué de esta diversión. Dicen que al llegar la noche, los niños salían en tropel a la calle para esperar a un hombre muy fuerte, erguido, cabalgando un renegrido caballo que sacaba de cada casco una luminosidad, al pisar fuertemente el empedrado. Completaba el espectáculo la brillante vestimenta del jinete, con sombrero de enormes alas enchaquiradas, traje de charro con botones y monedas de oro y botas ajustadas por refulgentes espuelas de plata.

Como estaba oscuro, los niños sólo distinguían unos gruesos bigotes entrecanos.

El chiste del juego consistía para estos pequeños en saber quién de ellos era el más valiente, al aguantarse la llegada de este caballero, que lo suponían el diablo, hasta la entrada de la vecindad.

Cuando el hombre se aproximaba, los chiquillos salían como estampida de regreso a sus casas. Después, sólo se escuchaba el cabalgar alrededor del patio.

Bibliografía: Espejo, A. (2011). Historias, cuentos y leyendas de Xalapa. 3rd ed. Xalapa, Ver., Mex.: H. Ayuntamiento de Xalapa, Ver., pp.154, 155.

Pin It on Pinterest