Xalapa | Lo que no sabías de Xalapa | Visitantes



XALAPA A LOS OJOS DE LA MARQUESA

CALDERÓN DE LA BARCA

Frances Erskine Inglis o  Madame Calderón de la Barca  (también conocida, cariñosamente como “Fanny”), llegó al puerto de Veracruz acompañando a su esposo, el primer ministro plenipotenciario de España en México, Ángel Calderón de la Barca, en 1839. Parte de su viaje fue el paso por nuestra bella ciudad Xalapa, aquí un texto recuperado sobre dicha anécdota.

Con ojo de águila y talento vidente a lo Von Kolonitz, la Marquesa Calderón de la Barca, sabía inquieta que Xalapa la esperaba. Su pluma trazó magistralmente impresiones que el espíritu de esta mujer no pudo dejar guardadas, para egolatría del asombroso o por el vano sentido de propiedad de los turistas. Por ello escribió:

El Pico de Orizaba y el Cofre de Perote ostentaban su blancura brillante en lontananza, mientras que un delicioso perfume de flores, de rosas especialmente, daba la noticia de la tierra por donde pasábamos.
La ciudad… es muy antigua, tiene algunas casas amplias, como de costumbre pertenecen a las mejores comerciantes ingleses y muchas a los de Veracruz, que vienen a pasar temporadas a Xalapa.¹

Viajera infatigable por vocación, no dejaba que sus ojos perdieran el placer de retener para sí, en su literatura, construcciones, paisajes, costumbres y, sobre todo, la psicología de un pueblo:

…y luego, Xalapa misma, tan vieja y tan gris, tan cubierta de rosas con armonías musicales que emergen de cada una de las puertas y de todas las ventanas, con su temperatura agradable y suave, ofrece, aun cuando se la visite por sólo unas cuantas horas una serie de gratas impresiones que no se echan al olvido. ²

 

Bibliografía: Espejo, A. (2011). Historias, cuentos y leyendas de Xalapa. 3rd ed. Xalapa, Ver., Mex.: H. Ayuntamiento de Xalapa, Ver., pp. 38, 39.

¹ “Xalapa” en la revista Xalapa número 110, 1961, Xalapa, Veracruz, Mex., p.p.20-21.

² Calderón de la Barca, Francés. La vida en México durante una residencia de dos años en ese país. Traducción de Felipe Teixidor. México. Editorial Porrúa. 1959, p.34.

Pin It on Pinterest